Comedor Perpetuo Socorro

Desde hace más de veinte años, en nuestra Comunidad del Perpetuo Socorro, en Guadalajara, Jal., se inicio este apostolado como respuesta de los Misioneros Pasionistas a las necesidades concretas de alimento de los migrantes procedentes de Centroamérica. En los últimos años, varias personas se han unido a esta iniciativa, dando también el servicio a las personas en situación de calle. La comunidad religiosa ha ido adecuando los espacios físicos para brindar cada día un mejor servicio. 

Cotidianamente, los voluntarios elaboran y sirven los alimentos. El servicio se brinda de lunes a viernes, por la mañana, en un horario de 9.00 a 10.00 hrs. Terminado este tiempo, los mismos voluntarios revisan el área de donaciones (alimentos) y disponen lo necesario para el día siguiente. La mayor parte de los beneficiarios son varones, aunque también acuden familias completas. Además del alimento, se reciben donaciones de ropa y medicamentos, que son distribuidas de acuerdo a las necesidades. 

En los últimos meses, la comunidad religiosa ha organizado convivencias con las personas en situación de calle, en las cuales, se les comparte una breve catequesis y se promueve la convivencia entre religiosos, voluntarios y destinatarios de esta obra social, con la finalidad de hacer conciencia de que somos parte de una misma familia: la humanidad.

Las palabras del Papa Francisco nos han servido de impulso para echar a andar y mantener este importante apostolado: "El prójimo es, en primer lugar, una persona: alguien con rostro concreto, con rostro real; no algo a saltear o ignorar, sea cual fuere su situación. Es un rostro que revela la humanidad tantas veces sufriente e ignorada. El prójimo es rostro que incomoda hermosamente la vida porque nos recuerda y pone en el camino de lo verdaderamente importante, librándonos de vanalizar y volver superfluo nuestro seguimiento del Señor" (Francisco, Obispo de Roma)

© Secretaría de la Provincia de Cristo Rey

Ciudad de México, año 2020

  • Facebook