Reapertura de las Parroquias

en Santo Domingo, República Dominicana

El 27 de mayo de 2020, la Conferencia del Episcopado Dominicano emitió un comunicado, en el cual, daba a conocer a toda la comunidad católica que a partir del 3 de junio sería permitida la reapertura de las Parroquias en toda la República Dominicana, para que los fieles pudieran participar nuevamente de la celebración eucarística.

La comunidad religiosa de Nuestra Señora de la Paz recibió con gran alegría esta noticia, sobre todo, por el hecho de que los religiosos son responsables de dos Parroquias en la capital dominicana: San Matías y Nuestra Señora de la Paz. 

En ambas Parroquias hubo una efusiva alegría y muestras de sincero agradecimiento a Dios por la noticia pues, durante este tiempo de pandemia, los fieles han añorado profundamente el poder reunirse en torno a la Mesa del Señor. Por eso, tanto los párrocos como los feligreses se mostraron con gran disposición para cumplir las indicaciones señaladas por el Episcopado pues, a pesar de que se decretó la reapertura de las Parroquias, esta se llevará a cabo de manera gradual, iniciando únicamente con la celebración de la Eucaristía dominical con una participación del 30% de la capacidad del templo; esta cantidad irá aumentando paulatinamente, así como el número de las celebraciones Eucarísticas a lo largo de la semana. Además, el uso de la mascarilla durante la Eucaristía es obligatorio, debe respetarse la sana distancia entre los fieles y el rito de la paz queda omitido por completo.

 

Estas medidas de prevención no fueron obstáculo para los feligreses que, el domingo 7 de junio, solemnidad de la Santísima Trinidad, se reunieron para la celebración de la Misa en las dos Parroquias que atendemos en la capital dominicana. Se establecieron dos horarios para la celebración, con la intención de evitar aglomeraciones. En ambas Parroquias la felicidad de los fieles era notable, y aunque era imposible expresar físicamente la alegría por el reencuentro, el espíritu de unidad y de fraternidad se percibía en el ambiente. Cabe mencionar que para garantizar la sana distancia entre los fieles, se han colocado señalamientos en el piso y en los asientos, los cuales indican a las personas los sitios que pueden ocupar; antes de ingresar al templo se les proporciona gel antibacterial. 

 

A pesar de haber permitido las Misas públicas, el Episcopado Dominicano ha declarado que siguen teniendo validez las celebraciones transmitidas por las diferentes plataformas digitales,  por lo cual, seguirán siendo transmitidas las celebraciones diarias en la comunidad religiosa, sobretodo para la población en riesgo: adultos mayores y niños, a quienes se ha recomendado no salir de sus hogares.

Como comunidad seguimos viviendo estos tiempos difíciles con esperanza, y con la certeza  de que nuestra oración fortalece y acompaña a todos aquellos que la necesitan.

Coh. Miguel Ángel Zamora Ramírez, C.P.

© Secretaría de la Provincia de Cristo Rey

Ciudad de México, año 2020

  • Facebook