Visita del Icono Conmemorativo

a la Comunidad de Nuestra Señora de la Paz,

Santo Domingo, D.N.

El día 19 de marzo de 2020, los religiosos de esta comunidad nos alegramos al recibir el Icono y la reliquia de San Pablo de la Cruz que peregrinan por todas las presencias pasionistas alrededor del mundo, como un signo de júbilo para recordar los trescientos años de nuestra fundación. En estas tierras caribeñas, la visita había sido preparada con gran dedicación; los fieles de nuestras Parroquias y el alumnado de los dos Colegios esperaban ansiosos la llegada de San Pablo de la Cruz; el júbilo era evidente, y con anterioridad, los religiosos habían despertado en los fieles el entusiasmo para recibir dicha gracia. Sin embargo, el programa preparado  no  pudo  llevarse a  cabo debido  a que  en esas  mismas  fechas  fue

declarada la cuarentena como medida preventiva para evitar la propagación del Covid-19. Ante estas disposiciones fueron cancelados todos los eventos públicos, lo que hizo imposible la adecuada recepción del icono y la reliquia.

A pesar de esta difícil situación, la comunidad de Nuestra Señora de la Paz se sintió profundamente agradecida con Dios, ya que por diversos motivos, tuvo la fortuna de custodiar las insignias jubilares por casi dos meses, desde el 19 de marzo hasta el 18 de mayo; durante este tiempo nuestra comunidad pudo sentirse acompañada y fortalecida por la presencia de nuestro fundador en medio de estos tiempos difíciles, y a él, los religiosos elevaban sus oraciones por todos los hombres y mujeres, especialmente por los más desfavorecidos.

Finalmente la reliquia y el icono fueron enviados a la Curia General en Roma, para que puedan continuar con su peregrinar, dejando en los religiosos un sentimiento de nostalgia y al mismo tiempo de profunda gratitud.

Coh. José de Jesús Acosta Barrios, C.P.

© Secretaría de la Provincia de Cristo Rey

Ciudad de México, año 2020

  • Facebook