top of page
IMG_8549.JPG

ENCUENTRO DE FORMANDOS Y FORMANDAS

Centro de Espiritualidad Pasionista

Cuernavaca, Morelos

26 a 28 de abril de 2024

Del 26 al 28 de abril, se llevó a cabo el Encuentro de formandos y formandas de la Familia Pasionista en México, en el Centro de Espiritualidad Pasionista, en Cuernavaca, Morelos. Compartimos ahora la crónica de dicho encuentro.

 

Viernes 26 de abril de 2024

 

Respondiendo a la invitación del encuentro que se nos realiza a todos los formandos pasionistas cuya vida, formación y misión se desarrolla en tierras mexicanas, llegadas las horas vespertinas del viernes 26 de abril, fuimos arribando a las inmediaciones del Centro de Espiritualidad Pasionista, ubicado en la ciudad de la eterna Primavera; Cuernavaca, Morelos.

 

Hoy fue un día en el que pudimos reencontrarnos entre hermanos para alabar, agradecer y dialogar con el Señor Crucificado Resucitado en tenor de nuestro Encuentro de Formandos Pasionistas como cada año; es el segundo encuentro presencial después de la pausa que tuvimos por la pandemia.

 

Las actividades comenzaron a las 7:00 pm con las dinámicas de integración dirigida por los Novicios de la Provincia REG. Fue un momento de apertura para iniciar con buena actitud y disponibilidad esta experiencia.

 

Posteriormente, tuvimos la cena, continuando en este ambiente de fraternidad. El equipo organizador dio las indicaciones para el día de mañana y así, cada uno dispuso de su tiempo para el descanso de la noche.

Sábado 27 de abril de 2024

 

En las primeras horas de la mañana, iniciamos con un especial momento de meditación dirigido por las Hijas de la Pasión de Jesucristo, quienes, valiéndose de nuestra tradición carismática, nos invitaron a un dinámico momento de meditación que nos puso en diálogo con la figura del siervo de Yahvé, en quien se refleja la figura de Cristo y el acontecimiento de la llamada individual que el Señor nos ha realizado.

 

Habiendo terminado el ofrecimiento matutino, pasamos al espacio de las colaciones para posteriormente pasar al momento del tema central del encuentro, titulado “meditar la Pasión para un verdadero encuentro con Cristo”, mismo que en esta ocasión estuvo a cargo del maestro de teología, Jorge Piedad quien siendo conocido por mucho de los presentes, inició el desarrollo de su tema en una encomiable familiaridad, propicia para mantener un clima de fraternidad y dinamismo entre cada uno de los presentes.

 

Los momentos iniciales de la disertación, estuvieron dedicados a una contextualización en el espacio judío de la época, para ubicar el pensamiento al momento de la llegada de Jesucristo, cuyo relato fundamental para esta reunión se ha basado en las narrativas del evangelio de San Marcos. Dentro de lo mencionado, ha destacado la aclaración del concepto de la pax romana, lo cual, en resumidas cuentas, hace referencia a que los pueblos donde habían dominado los romanos seguían sometidos y sin quienes dirigieran las revueltas. Debido a esto, Jesucristo, propone “una paz no como la da el mundo”, haciendo referencia a Roma, por ende, Jesús, se plantea como Aquél que busca la verdadera paz marcada por la libertad.

 

Cristo estuvo próximo a los pobres, siendo testigo de sus sufrimientos. Tal es el caso del campesino, que la pasaba muy mal, en el contexto histórico en el que se desarrolló la vida de Jesús, puesto que sus bienes y frutos cosechados debían ser tributados en un 25% al gobierno romano. A esta situación se le daba la vuelta de varias formas, entre la que destacan la misericordia, la migración y la extrema religiosidad. En tal sentido vale recordar que la religión fue el instrumento del pueblo para no caer en la anarquía. Es así como la situación de los pobres de Israel, en el tiempo de Cristo, se torna parecida a la situación actual de los pueblos latinoamericanos; siendo allí donde se actualiza la propuesta de Pablo de la Cruz, encontrando también en los pobres de cada época, un parecido ineludible con la Pasión de Jesús.

 

Jesucristo, se convierte en un escándalo, no porque se siente y coma con prostitutas en el sentido moral, sino porque lo hace con gente que no pertenece a su misma clase. Su acto principal fue haber roto un paradigma cultural y social, pues reúne a todos en la mesa y causa una fractura en el paradigma social del momento, inaugura un nuevo sistema en el que todos son amigos y hermanos.

 

La comensalidad, es fundamental en la propuesta de Jesús pues, a raíz de la pobreza de Galilea, trajo consigo la práctica de poner en común el pan de cada día. Jesús la practicaba, para recordarnos que todos somos iguales, y la mesa es para ser compartida. Por esto lo querían hacer rey, porque compartía el pan y promovía el bien.

 

Jesús fue un verdadero líder y no un simple curandero, ya que su acción nunca fue improvisada, sino que era el fruto de la práctica de años entre los pobres y los marginados poniendo en evidencia la práctica de la compasión, característica medular de su misión y propuesta. En su catequesis está la iniciativa de enseñarnos cómo reina Dios, hablaba de poner en marcha las consecuencias de vivir a plenitud la Palabra de Dios. De modo que, ser discípulo de Jesús, es un modo de ser y estar, no una lista de tareas a seguir, y su pedagogía es el desarrollo de la vida con quienes son los principales beneficiarios del Reino, los pobres. La comunidad es el rostro de Dios transformado en Buena Nueva.

 

Buscando seguir con el horario pautado, se procedió con un breve receso para compartir, y al regresar nuevamente al auditorio, antes de proseguir con el tema, los hermanos novicios de la Provincia de Cristo Rey nos dispusieron a la realización de algunas dinámicas de comunicación para motivar la característica alegría de los jóvenes consagrados que integran estos encuentros de compartir carismático.

 

Una vez terminados los 15 minutos dedicados a las dinámicas, el profesor Jorge Piedad, se dispuso a inaugurar el segundo momento de su reflexión, iniciando con la comparación de diversos relatos de la Pasión, para destacar que el evangelio de Marcos en todo su conjunto proyecta a la muerte de Jesús. Esto como consecuencia de la falta de acuerdo en cuanto al verdadero momento inicial de la Pasión de Cristo. Incluso se destaca la solidaridad de Jesús con los pecadores al punto que, sin tener pecado, procede con el acto público de su bautismo, siendo éste junto con su muerte, el acto más pleno de su solidaridad para con los pecadores.

 

El evangelista Marcos, subraya con especial énfasis la entrega de Jesús, incluso en su redacción no aparece “el traidor” sino aquel que, una vez llegada la hora, habría de entregar al Maestro. Este verbo tan repetido en el evangelio; entregar o entregarse, es de procedencia romana y llega a nuestros días en nuestro vocabulario habitual, al referirnos en caso de oblación o abandono e incluso de reconocimiento de culpa. En conjunto con estas importantes narrativas de la pasión, el evangelio de Marcos nos ofrece un principio para la temporalización de nuestra liturgia, delimitada en los mismos tiempos álgidos del desarrollo de la pasión de Cristo, desde la vigilia hasta el amanecer (laudes), tercia, sexta, nona y vísperas. De este modo la comunidad, incluso sin ser plenamente consciente acompaña la persona de Jesús en el momento especifico de la Pasión.

 

Habiendo terminado el segundo momento de reflexión procedimos a tomar los alimentos en donde se aprovechó el espacio para destacar el cumpleaños de la querida hermana Sonia Díaz, siendo este un momento de compartir especial y cultural por las manifestaciones de júbilo propio de las diversas nacionalidades presentes.

 

Al retornar al espacio de reflexión, recibimos la grata sorpresa de un mensaje que nos era dirigido por parte del P. General, Joachim Rego, C.P., quien nos animó a continuar tomando herramientas para la difusión del mensaje de la Cruz y la meditación integral de la Pasión de Cristo, desde nuestra realidad de hombres y mujeres que, en este tiempo, han hecho una opción por el carisma de Pablo de la Cruz. Estas palabras se vieron completadas con el desarrollo conceptual del discipulado evangélico, mismo que únicamente puede ser dilatado y completado a raíz de un verdadero encuentro con Cristo y estar de acuerdo con su propuesta. Esto último se ha convertido en la mayor incoherencia de quienes se llaman cristianos, pues se denominan seguidores de Cristo, pero no están dispuestos a hacer lo mismo que él. Pareciera que sólo estamos de acuerdo con que haya muerto por nosotros, pero no a vivir del modo que su evangelio solicita.

 

Ir a Galilea significa recuperar la memoria de aquel momento en que me hizo sentir que me ama; fue esta idea la centralidad de releer la experiencia de la Pasión de Cristo en nuestra historia, donde, además, el Maestro Jorge Piedad, nos invitó reiteradamente a nunca olvidar “las Galileas” que son traducción del lugar inicial del encuentro con el Señor y desde el cual le hemos dicho “Señor, quiero seguirte”. Cabe destacar que, “por los caminos de Galilea, se fue gestando la primera comunidad de seguidores de Jesús”. Por ende, nosotros como Pasionistas, estamos llamados a mirar al Crucificado Resucitado, centro de la espiritualidad que Pablo de la Cruz nos ha heredado.

 

Habiendo concluido el material de reflexión que se había destinado para este especial encuentro de jóvenes pasionistas consagrados, nos preparamos para el momento de la Celebración eucarística preparada por el Postulantado de la Provincia de Cristo Rey. Habiendo concluido la celebración pasamos rápidamente a la cena, para posteriormente encontrarnos en un momento denominado: “noche cultural”, en la que se nos motivó a reflexionar sobre la trama de la película “Jesús de Montreal”, bajo recomendación del mismo ponente.

 

Domingo 28 de abril 2024

 

La jornada dominical inició con el ofrecimiento matutino de la Santa Misa, armonizada por el Aspirantado de la Provincia del Sagrado Corazón, destacando como en cada momento, la colaboración invariable de las queridísimas hermanas hijas de la Pasión, quienes en su disponibilidad, han contribuido en el mejor devenir y desarrollo de cada momento. Este día, habiendo sido dispuesto desde la primigenia programación del encuentro para el compartir fraterno, estuvo marcado por los diálogos libres entre cada uno de los hermanos que, habiendo concluido la colación de la mañana, nos dispusimos para partir a hacia un parque de Cuernavaca donde caminamos, compartimos, dialogamos, y algunos, ceñidos de un singular valor, surcaron en lancha las aguas de un lago ubicado dentro del referido y amplio espacio vegetativo de aquellas tierras cuyo epónimo se ha convertido en sinónimo de ”la eterna primavera”. Para cerrar el paseo, fuimos invitados a una breve proyección acerca de la visión astronómica de una de las grandes culturas prehispánicas de México: los Mayas.

 

Imponiéndose la hora y la necesidad de tomar en tiempo el transporte de regreso a las comunidades, regresamos a las instalaciones del Centro de Espiritualidad Pasionista, para proceder con la evaluación y elección del equipo organizador del siguiente año. En medio del mencionado proceso de evaluación, llegado el momento de la elección surgió, en medio del pleno, una moción para cambiar la estructura habitual de integración del equipo, para que el mismo fuera ampliado e integrado por un miembro de cada una de las entidades participantes en lugar de que sólo fueran dos como habitualmente. De modo que, de ahora en adelante, contando con el pleno consenso de los asistentes, un hermano de la Provincia de Cristo Rey, uno de la Provincia del Sagrado Corazón y una de las Hijas de la Pasión, conformarán el comité organizador de este tradicional encuentro. A raíz de lo explicado en las líneas precedentes y habiendo procedido con las votaciones, se eligieron a los formandos: Manuel de Jesús (SCOR), María Santos (CFP) y Carlos Alberto Lantigua (REG), quienes serán acompañados por la Hna. Isabel Sánchez, CFP y el P. Lelis Villanueva, CP.

 

Tras el momento conclusivo, rendido los informes y ofrecidas las gratitudes habituales, compartimos los alimentos, destacando la encomiable actitud de servicio de los principales colaboradores del Centro de Espiritualidad Pasionista, quienes contribuyeron a que estos días fueran mas amenos y despojados de mayores preocupaciones que la de nuestro compartir.

 

Con la esperanza de encontrarnos en el primer fin de semana del mes de mayo del 2025, nos despedimos con un corazón agradecido y dichoso.

 

Hna. Sonia Díaz Ponce, CFP 

Coh. Carlos Alberto Lantigua Checo, CP

png-transparent-illustration-computer-icons-multimedia-multimedia-icon-miscellaneous-blue-

Ver más fotografías

bottom of page